BASURA Y TENSIÓN 03

 

Violencia y exclusión social

 

Basura y Tensión es un proyecto artístico y activista de creación de Toxic Lesbian en torno a las causas de la violencia que rodean a algunos colectivos, que todavía hoy, están menos representados socialmente. Se desarrolla con formato colaborativo, desde la perspectiva de género y de orientación sexual.


El proyecto cuenta en esta tercera edición con tres proyectos que la configuran desarrollados entre finales del año 2010 y el 2011.


El primero, “Cuando amar en África lo pagas con la vida” tuvo lugar con la participación de algunos demandantes de asilo LGBT y más específicamente describe la realidad actual en África Negra. Participaron activistas de Queeramnesty, Amnesty International Suiza, en colaboración con Merhaba, asociación belga que defiende los derechos de personas LGBT del Mahgreb, África y países árabes en general, y de RQTR, organización activista LGBT en colaboración con quién se presentó la primera sesión del proyecto en la Universidad Complutense de Madrid.


El segundo: “Molem”, se ubica desde la realidad de las mujeres y lesbianas migrantes procedentes del mahgreb o países mulmanes y asentadas en países de la Comunidad Europea. En colaboración con Merhaba, Caleidoscoop y el apoyo de Communauté flamande, de la Vlaamse Gemeenschapscommissie (VGC), de "Cultuur in Molenbeek" (Commune de Molenbeek-Saint-Jean) y de FMDO (la Federation des organisations Mondiales Democratiques)

Finalmente, “LatinX LoverS” se crea con la colaboración de “Migrantes Transguesorxs”, Women Links World y espacio artístico Intermediae, Matadero, Madrid, sobre la realidad de las personas trans, lesbianas migrantes procedentes de países de América latina y asentadas en España.

 

Basura y Tensión 03 describe cómo, en la actualidad, algunas mujeres que proceden de países donde el lesbianismo está prohibido o perseguido social o moralmente, eligen Europa occidental para vivir como destino de tolerancia legal hacia la homosexualidad. Sin embargo, al llegar como extranjeras, inmigrantes, de países denominados del tercer mundo, no encuentran acogida en un contexto muchas veces elitista y exclusivo como el medio homosexual.

 

Esta realidad es especialmente penosa en entornos donde los derechos humanos debieran ser un objetivo primordial, como las organizaciones para el activismo por los derechos de los homosexuales.

 

Las lesbianas siguen ocupando una segunda fila en el activismo homosexual, y dentro de ellas, las lesbianas inmigrantes pueden simbolizar la fobia de los homosexuales hacia el sentimiento de exclusión. En este proceso y padeciendo el estigma discriminatorio por ser mujeres, lesbianas y procedentes de países no comunitarios, muchas ven su dignidad impunemente pisoteada.

 

 


logo